samedi 10 juin 2017

Projet Basta ! Nieves – texte 2

Territorio

CAMILA CHARRY NORIEGA

Si hoy murieras, como una equivocada flecha sobre la carne herida, hoy, bajo el cielo morado que se arquea sobre la ciudad de siempre, sería terrible la tarde que palpita en mis ojos, madre. Son tantas las voces que te nombran territorio, el cuerpo amado pero infame que hace tanto rasgó tu deseo y que entonces supiste se sublevaría y esa extraña guerra te dejaría a la sombra de todos los muertos que tendrías que peinar con tus manos, con tu lengua. Era abril cuando bajo un paraguas caminabas la lluvia, ardiendo en tu propia sal, feliz y reciente entre las calles que eran ríos en los que creías ver, clarividente, el mapa de un futuro vivo. Te quedó hambriento el corazón porque llegó el futuro; la rutina de una casa de hijos que se iban silenciosos a transitar los campos iluminados por los fuegos fatuos, te quedó la urgencia por urdir con la voz el aire que separaba el sexo del amor. Te quedó el grito de las manos y en la sien la estela de los que creyeron reclamar en ti su territorio. Pero aquí en el mundo yo te sé palabra y luz, memoria de todos los huesos erigidos bajo el sol o apagados bajo el mar que sobre sí mismo flota.

Traduction en cours d'élaboration dans les commentaires

2 commentaires:

Nieves a dit…

CAMILA CHARRY NORIEGA

Territoire

Si hoy murieras, como una equivocada flecha sobre la carne herida, hoy, bajo el cielo morado que se arquea sobre la ciudad de siempre, sería terrible la tarde que palpita en mis ojos, madre.

Si tu mourais aujourd’hui, comme une flèche égarée dans la chair blessée, aujourd’hui, sous le ciel violet qui se voûte sur la ville de toujours, le soir qui palpite dans mes yeux serait terrible, mère.

Tradabordo a dit…

CAMILA CHARRY NORIEGA

Territoire

Si hoy murieras, como una equivocada flecha sobre la carne herida, hoy, bajo el cielo morado que se arquea sobre la ciudad de siempre, sería terrible la tarde que palpita en mis ojos, madre.

Si tu mourais aujourd’hui, comme une flèche égarée [juste un doute / explique-moi ce que tu penses qu'à voulu dire l'auteure]

dans la chair blessée, aujourd’hui, sous le ciel violet qui se voûte sur la ville de toujours, le soir qui palpite dans mes yeux serait terrible, mère.